Grand Torino: un mensaje a la américa profunda

Clint Eastwood se supera con cada película que dirije.
En Grand Torino, que además de dirigir también protagoniza, da toda una lección de vida “tradicionalista” en pleno siglo XXI, donde existe mestizaje de culturas y diferencias generacionales abismales.
Superando los tópicos racistas que firmaría el más profundo Torrente de Santiago Segura, la película va mucho más allá para mostrar a las personas que hay tras su cultura, raza, posición social, costumbres o lazo familiar y hacer llevar a la reflexión al espectador tras 2 horas de gran cine.
Mi experiencia en Estados Unidos me ha hecho vivir personajes muy parecidos al que interpreta Clint Eastwood al principio del film, y me consta que no es un caso aislado. Esos votantes republicanos, deberían ir al cine bajo prescripción médica a ver este film. Los demás, aunque no sea por prescripción médica, también deberíais verla.
Mi puntuación: 5 de 5.

Anuncios

Una respuesta

  1. yo daría un 10 sobre 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: